25 febrero, 2015

Pero quién coño es esta gente

Quiénes son esas trescientas cincuenta personas de diferente color político que se sientan en los escaños del Parlamento. Para qué coño están ahí. Pues para nada, o como mucho para que la población se avergüence. Yo, y estoy seguro que muchos más, me sentí avergonzado, me sentí burlado, ninguneado, engañado y no sé cuantas cosas más..., ninguna buena. Me sentí asqueado porque ayer, creía yo, pobre infeliz, que se hacía un debate sobre el estado de la nación. Insisto: Debate sobre el Estado de la Nación. Y no hubo tal debate. Y yo sigo sin saber qué planes tienen estos mentecatos para la nación.

El presidente, soporífero, habló del estado contable del país, que mejora, según parece. Solo que se le olvidó explicar que, además de para mejorar el estado contable, él es el Presidente para explicarnos a todos cómo va a hacer para devolvernos lo que nos quitó, el estado de bienestar fundamentalmente. Nos contó que el mérito de su éxito es de todos los españoles. Pero no nos dijo la verdad, nunca lo hace. El estado contable mejoró porque se cogió a la parte más vulnerable de la población y se la estrujó más todavía. El rescate de las cajas y de algún banco se está pagando a base de quitar la comida de la boca de quien más hambre pasa... «Sí. La familia va francamente bien. Mucho mejor que antes, cuando gastábamos mucho. Hemos tenido que hacer sacrificios, sí. Particularmente los niños, que pasan bastante hambre, aunque están muy delgaditos y con buen tipo ahora. Pero nuevamente tenemos algo de dinero... Ya podemos pensar en hacer algunas mejoras en el mobiliario...» Y no se le movía un músculo al muy hijo de...

El líder de la oposición tampoco dijo qué iba a hacer para mejorarnos la vida. A esta situación su partido contribuyó con gran energía en las dos legislaturas anteriores. Dijo, eso sí, que iba a devolvernos todo lo que este gobierno nos quitó, pero no cómo ni cuando, que es la clave. Además, nada nos asegura que no nos miente, como hizo Rajoy para ganar las elecciones. Ahora, encima, le presiona Podemos por la parte popular del asunto, y ya cometido el error de convertirlo en enemigo, no le queda otra que hacerse paladín de la defensa de los intereses de los que sufren. Sin embargo no dijo nada de si iba a sacudirles con tasas e impuestos serios a quienes no están pagando los platos rotos: los ricos. A esta solución no alude nadie... El miedo es libre. Pues loa de la pasta, no solo liaron este desbarajuste sino que, además, salieron reforzados en sus cuentas corrientes. Así que, el bueno de Sánchez se dedicó a ganar el debate a base de sacar a Rajoy de punto llamándolo lo que en realidad es: corrupto y encubridor de corruptos. Esto fue lo único claro que dijo, y es de agradecer.

El resto de los grupos, irrelevante. Cada uno a lo suyo, a ver si pescaban votos. Así que, nada de debate ni de estado de la nación. Un montón de mentiras, de descalificaciones personales, de acusaciones. Una correcta exposición del estado contable por parte del jefe del gobierno y una foto movida de la realidad social por parte de la oposición. Pero es que, y es lo que me saca de mis casillas, eso ya lo sabemos todos, o casi todos los españoles, menos los tontos que votan ciegamente al PP, que estos no ven nada. Por eso me pregunto. Quién coño es esta gente que desde sus escaños dice representarnos. Cómo se atreverán siquiera a andar por la calle sin máscara para que no les reconozcan.

20 febrero, 2015

El desastre griego

Grecia es un desastre. No puede definirse de otra manera. Lo que está pasando en Grecia hoy es únicamente debido a la incapacidad de los sucesivos gobiernos para poner orden en su propia casa y a su connivencia con las élites interesadas en seguir con un sistema que les proporcionaba suculentos beneficios. En Grecia solo pagaban impuestos los más tontos. Entre 1999 y 2007 la evasión fiscal alcanzó una cifra equivalente al 27% del PIB. En Grecia decenas de miles de personas sin censar percibían pensiones. En Grecia, en 2011, solo 25.000 personas declaraban ganar más de 100.000 € y apenas 160.000 admitían ganar más de 50.000. En Grecia los funcionarios públicos ganaban de media un 170% más que los del sector privado. Y para qué vamos a hablar del gasto militar. Todo esto resulta increíble, pero es cierto. (informe OXFAN)

Ante esta situación es lógico que la UE haya dicho basta y haya obligado a los gobiernos griegos a hacer reformas. En algunos casos, como la reducción del sueldo de los funcionarios fueron en buen sentido. Pero también se obligó a bajar las pensiones; y también se subió el IVA un 10% en todas las categorías. La subida de impuestos directos a personas y empresas tropezó con la absoluta incapacidad para evitar el fraude y no se consiguió recaudar nada significativo: 14 millones de euros frente a los 9.700 millones que adeudaban los evasores. Ante este panorama la fuga de capitales fue masiva. A muchos de los griegos ricos les importa un bledo su país, lo importante es su dinero (lo mismito que los españoles). Hay depositados en Suiza 280.000 millones de ciudadanos griegos. La consecuencia directa de este coctel fue que la economía griega se bloqueó.

La escalada del paro, el empobrecimiento de la población y el crecimiento de la desigualdad fueron galopantes. En Grecia, a día de hoy, hay millones de personas que pasan hambre, que no pueden calentarse en invierno o que no tienen casa donde vivir. En Grecia hay millones de personas que sufren. Los anteriores gobiernos griegos mantenían la situación a base de endeudarse en lugar de tomar medidas contra el fraude y la evasión. Pero solo las élites políticas son culpables y responsables de sus actuaciones, no el pueblo. La UE no puede ignorar a aquellos que pasan penurias por la incapacidad de sus mandatarios. Y menos que la UE, Alemania.

Alemania llevó a Europa a dos guerras devastadoras que llevaron el hambre, el sufrimiento y la muerte a casi toda Europa. Alemania debía enormes cantidades de dinero. Pero en 1953 a Alemania se le perdonó directamente el 60% de la deuda contraída. Entre los países que aceptaron la quita estaban Grecia y España. No voy a hablar del saqueo de los nazis a Grecia porque eso es otro asunto, pero no debe dejarse de lado. Alemania debería avergonzarse de su posición de arrogancia ante el problema griego. Alemania se benefició de la quita y se recuperó. La población alemana sufrió por los delirios de sus gobiernos, pero se le perdonaron las deudas y eso ayudó a que salieran adelante hasta alcanzar una posición de liderazgo como la que ahora gozan. Alemania es un país serio y trabajador, un ejemplo para todos. Pero no tiene derecho a mostrarse arrogante.

Al gobierno de Tsipras debe exigírsele seriedad. Sin embargo también hay que ayudarlo. Ayudarlo a conseguir terminar con los evasores, a recuperar los capitales evadidos, a construir un sistema impositivo que garantice el cobro de impuestos, a recuperar la economía en definitiva. Pero la población también es importante. No es de recibo que en un país de la UE millones de personas pasen hambre por pagar una deuda contraída por políticos sin escrúpulos. Tal vez la UE debería perdonar parte de la deuda griega, por qué no. Con Alemania se hizo... Claro que, Alemania es distinta, hay menos evasores y más conciencia social. Pero el estómago de los pobres alemanes cuando pasaban hambre manda los mismos estímulos al cerebro que el de los griegos que la pasan ahora.

14 febrero, 2015

Revoltijo

Esta mañana , mientras paseaba a mi perra, me encontré con un par de personas que cumplían con la misma obligación. No sé si son los perros, que tranquilizan a sus propietarios, pero, mientras nuestros compañeros corrían y jugaban, casi sin quererlo, empezamos a hablar sobre la situación política. Sorprendentemente, en un tono normal, pacífico, sin toma de posiciones, en un tono crítico más bien, es verdad, pero razonable teniendo en cuenta que resultó que los tres teníamos pensamientos diversos. Sí, el poder perruno para sosegar es innegable.

Uno de mis interlocutores, votante de derechas, según explicó, decía que se le había pasado por la cabeza votar a Podemos, pero que ahora, con lo que se sabía de ellos, iba a dar marcha atrás. Buscaba a quién dar su voto. Confesó estar cerca del PP y también que había mucha gente en estado de orfandad electoral en su entorno. Gente sencillamente de derechas, pero no de extrema derecha como lo es en realidad la facción dominante de los populares: Rajoy, Cospedal y compañía. Pues este hombre, que había descartado a Podemos hablaba de la opción de Ciudadanos como la más adaptada a las personas de cualquier ideología que les gustase el espacio del Centro político.

El otro tenía claro que iba a votar a UPyD, a pesar de todos los dimes y diretes que hay sobre su lideresa. Lo tenía claro. Según él, la izquierda (se refería al PSOE) estaba embarrada en un robo sin precedentes con lo de los cursos de formación en Andalucía y los fondos mineros en Asturias. Y la derecha sentada encima de un pozo negro de asuntos mafiosos de mordidas y comisiones en todo el territorio nacional que le asqueaban todavía más. Definitivamente no solo no le hacía gracia el resultado de la gestión de los grandes partidos donde gobernaban sino que decía que los sacaría de sus asientos a patadas en el culo a todos... No aclaró a quién pondría. Se bloqueó cuando se lo pregunté.

Los tres coincidíamos en que la aparición de Podemos había sido causada por la incompetencia absoluta de los grandes partidos (IU incluida) para leer la realidad; por la vocación de estos de agencia de colocación: donde gobiernan infiltran cargos, asesores y pajilleros de todo tipo que suman muchos cientos de miles en todo el Estado; y por su inmovilismo: no han cambiado ni una coma para hacer evolucionar las leyes principales, y menos aún la electoral, con el único objetivo de seguir comiendo en un pesebre que les procuramos el resto de los ciudadanos.

Yo me confesé abstencionista militante, principalmente por el sistema de listas que selecciona lo peor de cada casa. Pero no por ello un despreocupado de la política. Les reconocí que mi sitio ideológico estaba en el entorno del PSOE, mas bien en el del espectro de Tierno, pero que no podía meter en una urna una papeleta con una lista hecha sin ningún criterio diferente a la conveniencia personal o de partido, que democracia no era solo la posibilidad de votar. Y sobre la situación actual les explicaba que a mi sí que me parecía bien que Podemos sacase muchos escaños si era la voluntad de un pueblo indignado y decepcionado con quienes les llevan sacando la sangre cuarenta años.

Probablemente, Podemos no solo no ganará las elecciones sino que sacará a lo mejor la mitad de los votos que le asignan las encuestas adía de hoy. Es igual. Va a entrar con fuerza suficiente en los parlamentos para poder arbitrar y hablar con contundencia. Podemos va a representar una guindilla en el culo para tanto imbécil aplaudidor profesional desde el escaño. Puede que los parlamentos se conviertan en circos. Pero será la voluntad del pueblo. También, probablemente, Ciudadanos llegue a tener muchos escaños y estos si que son una opción que puede perdurar. Podemos, si no se hacen rápido partido se diluirá en tanta asamblea para todo. Pero lo que es innegable es que estamos ante un tiempo nuevo, ante una nueva forma de hacer y de entender la política en la que el elector está por delante del partido. Tiempo era.

10 febrero, 2015

Gente adinerada

La verdad es que yo no sé qué haría si tuviera dinero. Bueno, si tuviera dinero sí: lo tendría en el banco sin más, en depósitos al interés que me dieran, como casi todo el mundo que tiene algo. Pero cuando digo dinero, digo dinero de verdad, o sea, mucho dinero, muchísimo dinero... Qué haría... ¿Llevar una parte a Suiza? Pues igual sí, qué se yo. Sin embargo, una cosa tengo clara de mano: pagaría mis impuestos. Cualquiera tiene derecho a abrir una cuenta en Suiza, o donde sea, siempre que esta sea legal y se paguen los impuestos correspondientes por tal patrimonio en el país de origen, en el de destino, o en ambos.

Claro que yo soy un ciudadano estúpido que entiende que el país se nutre de los impuestos para poder tirar para adelante, no un ciudadano listo que cree que los impuestos son una maldición divina que nos envía el Estado para robarnos y que lo que hay que hacer es pagar lo menos posible... ¡Por qué iba a ser tan lelo! Tendría que mirarme en el espejo de los que entienden, ¿no? Al fin y al cabo el dinero es de uno: mío. Qué coño pinta el Estado en todo esto. Por qué iba a ser yo, me pregunto, tan gilipollas. Si tuviera dinero tendría que hacer como los de la lista Falciani: los ricos ricos, vamos. Debería seguir los pasos de los que de verdad controlan. Por algo son adinerados de verdad, además de unos miserables defraudadores. Me abriría una cuenta opaca de esas, como los nobles, los políticos, los deportistas... Por qué iba a pagar yo si no pagan ellos. A la mierda.

La semana pasada la inefable Soraya Saenz, la vicepresidente del Gobierno, decía de un tipo de Podemos, un tal Monedero, que había hecho una declaración complementaria por un resbalón fiscal, que si todo el mundo hiciera como él no tendríamos servicios públicos. Espero que tras el siguiente consejo de ministros esta chica se exprese parecido; quiero decir que, por justicia, debería explicar que con lo defraudado por estos evasores se habría hecho tal o cual cosa, o se habría podido evitar la subida de tal o cual impuesto a la gente de a pie. Soraya es justa e inteligente, se ve en ella. Estoy seguro de que dirá algo parecido esta semana. Completamente seguro.

La profusión de gente de «categoría» en esta lista le lleva a uno a tener ciertas dudas. ¿Estos fueron así siempre, o los hizo así la pasta? No sé a qué carta quedarme. Hacerse rico le cambia a uno. Hay verdaderos malnacidos que hasta hacen caridad cuando se les llena el bolsillo; otros incluso montan fundaciones, seguramente para tranquilizar su conciencia; o donan buenas cantidades a Cáritas. Pero por qué esa alergia a los impuestos. Si aún pagando lo estipulado y dando propina seguirían siendo riquísimos. Y a ver qué va a hacer Hacienda ahora. Imagino que los crugirá... ¿Qué no? Cómo que no... Cómo que la mayoría regularizaron la situación por la amnistía fiscal de Montoro. Pero bueno, qué es esto. Tiene que tratarse de un error. Hacienda es igual para todos... ¡Ah! que no... Vaya...

07 febrero, 2015

«Podemos» y la seriedad

Lo malo de ir por la vida de íntegro, de calificar a los que ostentan el poder de casta y de explicarle al mundo que uno es estupendo tiene de bueno que el mensaje que cala en la gente, más cuando el hartazgo con la clase social dirigente, en especial políticos y sindicalistas, es más que notorio; y tiene de malo que tú no puedes cometer errores, que estás obligado a ser serio, y que si tienes algún resbalón, además de dar explicaciones convincentes y obrar en consecuencia, es decir, de la misma manera que pides que obren los demás en circunstancias parecidas. De no hacerlo así tu credibilidad sufre.

Trabajar en asesoría política, no tiene nada de especial, salvo que seas funcionario y estés sometido a una ley de incompatibilidades, en cuyo caso hay que seguir el correspondiente procedimiento antes de empezar con el otro empleo. Facturar como empresa para aminorar la carga fiscal tampoco tiene nada de incorrecto, es más, sería estúpido no hacerlo. Pero si se realiza el trabajo en 2010 y se cobra por ello ese mismo año, facturar en 2013 a través de una empresa creada ese mismo año, la cosa ya empieza a tener cierto tufillo. Y si luego resulta que el dinero, mucho, 425.000 € antes de impuestos, se dona a una causa afín a tu partido, el tufillo pasa a muy mal olor. Monedero metió la pata hasta el corvejón.

Desde luego ni Monedero es un delincuente ni Podemos un partido corrupto, nada de eso. Los electores saben perfectamente quién es quién. Corrupto es el PP, corrupto es el PSOE, incluso IU, lo mismo que CiU y algunos otros. Y delincuente es Bárcenas, y Correa, y Camps, y Pujol, y todos los del PSOE y UGT de los ERE... No, no están en entredicho ni Monedero ni Podemos. El uno cumplió tarde con el fisco, algo reprochable pero no punible en exceso, y los otros únicamente admitieron un dinero que viene de una fuente conocida y lo utilizaron para engrasar su aparato propagandístico, lo cual tampoco es delito.

Sin embargo, sí que se puede, y se debe, exigir a Podemos seriedad. La seriedad consiste simplemente en ser coherente con lo que se dice, tanto en público como en privado. La seriedad consiste en que si uno demanda limpieza, transparencia y coherencia a sus oponentes, él tiene que ser más que pulcro en todos los aspectos. Podemos hizo lo mismo que hacen los de «la casta», que es negar la evidencia de lo incorrecto. Monedero cometió una irregularidad, y punto. Debe irse a su casa y pasar a la retaguardia. Eso es lo que se espera de una formación tan agresiva con sus oponentes en los aspectos antes mencionados. Duele, pero debe hacerse así. Si no la pérdida de credibilidad y la sangría de posibles votos será más que notoria.

Mención aparte merecen las declaraciones de la vicepresidenta del Gobierno. Son increíbles si se tiene en cuenta que su propio partido defrauda al fisco por el mero hecho de tener caja B. Y ya para nota las bocas podridas de los Hernandos, del PP y del PSOE. La viscosidad, la mala baba de estos dos individuos resulta vomitiva. Solo son tres ejemplos de la orgía de bajeza que es la política en España. Orgía de bajeza de la que Podemos debería salirse. Podemos debería evitar también la arrogancia, las soflamas y las chulerías, pues de esto también están hastiados los ciudadanos. Si no lo hace, lo pagará sin duda ninguna en las urnas, que es donde la gente se explica con contundencia. Las encuestas son solo especulaciones.

30 enero, 2015

Uebos nos es exigir

Nos es necesario exigir. Eso indica esto de uebos. Una palabra arcaica que aún se mantiene en el diccionario y que significa necesidad de algo. Necesario nos es, sin duda, exigir a quien se dedica a la política. Sin exigencia por nuestra parte, por la de los ciudadanos, por la de los electores, seguirán creciendo como hongos los incompetentes, los indeseables, los chulos, los corruptos... La política es una actividad noble cuando su objetivo es el bienestar de todos, pero se convierte en algo ruin cuando busca únicamente la intoxicación del pensamiento para obtener votos que permitan conservar el poder.

Seguramente estaré equivocado, o tal vez es que no entiendo las cosas. Pero tengo la impresión de que me están tomando el pelo constantemente. Tengo la impresión que los partidos políticos están constituidos por uno o varios rebaños que balan al unísono en el tono que se les indica con ese estúpido invento de los argumentarios. Un argumentario viene a ser un papelito en el que al bóvido se le indica qué tiene que decir, le pregunten lo que le pregunten, y que lleva escrito en tinta invisible: «para uso de idiotas sin capacidad ni opinión». Quiénes diseñan las estrategias de comunicación, en ningún caso tienen en cuenta que la gente, como grupo de electores, tienen lo que se llama inteligencia colectiva.

La claridad en los mensajes no existe. Lo que yo desearía es que se nos expliquen las cosas, especialmente las importantes. Me gustaría saber, exijo saber, por qué el ayuntamiento de Madrid vendió viviendas sociales a fondos de inversión; eran viviendas sociales, repito, sociales. También me gustaría saber por qué el PP y el PSOE blindaron a oscuras la cámara de cuentas de Andalucía. Exijo saber, y aquí si que hay dinero de verdad, qué se hizo exactamente con los fondos mineros en Asturias. Adónde fue a parar esa porrada de millones que se pusieron en manos de malas bestias que dicen tener un lenguaje «minero» que la gente normal no puede entender. Pobres mineros, por qué especie de carneros estuvieron guiados. Menuda moto les vendieron. Ahora hay una comisión de investigación para enterrarlo todo. Menuda banda.

También exijo saber qué piensa el PP en realidad sobre la violencia machista, porque ayer, una diputada, Carmen Rodriguez Maniega, daba, en una entrevista, unas explicaciones kafkianas sobre el particular. Las declaraciones de esta diputada, de escasa actividad parlamentaria, por otra parte, son consecuencia de saberse de memoria esos argumentarios para lelos (no paralelos) que les dan los lunes a primera hora a quienes ostentan cualquier cargo, por si les ponen una alcachofa en la boca los chicos de la prensa. Y exijo, igualmente, que la gente de Podemos, o el amigo Monedero, ponga en claro, el asunto de los dineros obtenidos en su labor asesora. No es tan difícil, salvo si se oculta algo. De no hacerlo, tendré que pensar que Podemos, aunque sea la opción política más plausible a día de hoy, es también casta.

Es necesario trasladar la necesidad de exigir a toda la sociedad. Los ciudadanos tienen todo el derecho a hacerlo. La exigencia de un buen desempeño es imprescindible. La política es un mundo bovino en el que los individuos se mueven a un lado y a otro sin saber ni por qué ni para qué. Por so hay que exigir que se nos expliquen las razones de todos los movimientos. Si no lo hacemos, seguiremos en lamento permanente. Por eso uebos nos es exigir.


23 enero, 2015

Poca visión política

Lo peor de los partidos políticos en España es su comportamiento infantil y su incapacidad de conectar con la población y explicarle las cosas. Estos modos provocan en el electorado una total desorientación. No hay, a día de hoy, ningún partido en España que le hable claro a la gente.

El PP mantiene un diálogo de sordos respecto a Bárcenas. No sé si lo hacen aposta, lo de parecer tontos, me refiero, o es que realmente lo son, como hoy mismo aseveraba el propio ex tesorero al referirse a la falta de carga neuronal entre los dirigentes populares. Fuera de sus problemas con la caja B, el PP parece vivir en un mundo paralelo en el asunto del desempleo. Cualquier análisis no tendencioso de la situación de la actividad en España aprecia que lo único que se ha hecho es repartir un poco la miseria y permitir que aumenten una miaja las contrataciones a costa de una bajada salarial generalizada de los salarios medios y bajos. Increíblemente, aún así, habrá gente capaz de votarles.

La visión política del PSOE está bajo mínimos. Personalmente sigo sin entender por qué Sánchez se empeña en tirar con bala a Podemos, sabiendo que, de no ganar el PP por mayoría absoluta, no les va a quedar otra que hablar. Seguro que al PSOE le iría mucho mejor con una postura tancredista respecto a Podemos. El Secretario General tendría las manos libres para hablar en el futuro. Una buena oportunidad de estar callados perdida por el actual equipo de dirección política. Únase a esto la petaca que le están preparando al pobre Pedro Sánchez entre Zapatero, Bono y Susana Díez, y tenemos un partido ausente y cada día más alejado de sus potenciales votantes. Nunca podré entender por qué cada vez que alguien es elegido para algo gordo mediante primarias siempre termina por degollársele. Primero Borrell y ahora Sánchez. Lo curioso es que, insisto, Pedro Sánchez tiene mayor legitimidad que ningún otro máximo dirigente anterior. Pues no les vale. El PSOE es como la Falange aquella de José Antonio y de los fachas apandadores. La democracia es para exigírsela a los otros. Ellos siguen actuando como marca la tradición. Aún así, también habrá quien vote a este esperpento de partido.

A Podemos se le está empezando a ver el trasero. Bla, bla, bla y poco más. Falta respuesta cuando les meten en aprietos, como las facturas de Monedero. Esto causa desilusión entre los partidarios; genera dudas y quita fuerza. Entre tanto Iglesias continúa con las soflamas sobre el futuro de Europa, de Grecia, de España... También muy al estilo fascista: me recuerda a Mussolini inflamando a los camisas negras mediante discurso incendiario, pero sin contenido. Podemos iba bien, o muy bien, pero mucho me temo que, de no dar un rápido golpe de timón y centrar el discurso en lo concreto, en definitiva explicar con claridad su proyecto, va a desinflarse a la hora de la verdad. Es una lástima, dada la enorme ilusión que habían generado entre millones de personas. Estas personas esperaban ser tratadas como entes inteligentes, no como masa maleable. Allá usted, amigo Iglesias, pero como no reaccione veo que muchos permanecerán en la abstención ante la falta de concreción.

Mal panorama... A ver por donde respira la otra esperanza de cierto raciocinio, Ciudadanos. No sé yo si el ciudadano Rivera aguantará el tirón y será lo suficientemente serio y preciso. De IU y Up y D, me abstengo de opinar. Poco o nada ofrecen.